¿Es el Bautismo de Juan el Bautista Para Hoy?

Por Thomas Williamson
3131 S. Archer Avenue • Chicago, Illinois 60608

 


HOME

Artículos en Español

Articles
Miller Time: The End of the World on October 22, 1844!
One People of God, or Two?
Prophecies of Book of Revelation Fulfilled in 18th Century America?
Are We Living in the Laodicean Age?
God's Land Grant to the Jewish People - Conditional or Unconditional?
Essays In Old Testament Prophecy
Should We Promote the "Left Behind" Theology
Temple in Jerusalem With Animal Sacrifices—Next Event on the Prophetic Calendar?
Between Iraq and a Hard Place - A 21ST Century Commentary on Isaiah, Chapters 13 to 23
 Will There Be a Russian Invasion of Israel?
Got Perpetuity?
Daniel's Prophecy of the 70 Weeks
Is John’s Baptism for Today?
 Who Really Owns the Land of Palestine?
Will There Be a Great Falling Away?
A 21st Century Commentary on Galatians
Iraq in the Bible
Edom in Bible Prophecy
Did the Lord's Churches Baptize by Immersion Before the 17th Century?
What is the Role of the Jews in this Dispensation?
Future Schlock:
A Historical Perspective
To Whom Does the Land of Palestine Belong?
Promise Keepers
One Church Dictatorship Revisited
Resolution to Stand Against Promise Keepers
Is Repentance for Today?
Experiencing the Teaching of Henry Blackaby
Protestantism & Catholicism Declared Separate Religions
Accountability
The Case for Closed Communion
Will Christ Return by the Year 2000?
Have You Received the Baptism With the Holy Ghost?
The Universal Church Theory
Weighed in the Balances and Found Wanting
Revised 2005
Touch Not The Lord's Anointed
Is the Command For Today?
What the Roman Catholic Church Teaches

 

Hay una enseñanza popular en algunos institutos bíblicos norteamericanos, que dice que el bautismo de Juan el Bautista no es para hoy, no es para esta dispensación, no pertenece a la edad cristiana. Esta enseñanza es popular entre las iglesias interdenominacionales, que no requieren bautismo para ser miembro, y que dicen que el bautismo no es importante para el cristiano.

Se dice que el bautismo de Juan el Bautista ha sido reemplazado por "el bautismo en el Espíritu," y que la referencia en Efesios 4:5 acerca de "un bautismo" se refiere al bautismo en el Espíritu, no al bautismo en agua. Vamos a ver lo que la Biblia dice acerca de este sujeto.

Primero, vemos en la Biblia que los que recibieron el bautismo en el Espíritu en el día de Pentecostés (Hechos 1:5, 2:2-4) no pensaron que el bautismo de Juan el Bautista había sido reemplazado por el bautismo en el Espíritu - al contrario, en el mismo día 3000 conversos fueron bautizados en agua, Hechos 2:41.

En Hechos 10:47-48, el apostól Pedro dijo, acerca de los conversos italianos que habían recibido el bautismo en el Espíritu, que todavía tuvieron que ser bautizados en agua.

Es evidente que el bautismo en el Espíritu no reemplaza el bautismo de Juan el Bautista. Los que enfatizan el bautismo en el Espíritu piensan que es un evento recibido por el creyente individualmente, pero en la Biblia vemos que era un evento recibido por los cristianos en un grupo, como en Hechos 1:8, 10:44. Algunos piensan que cuando una persona es salva, recibe el bautismo en el Espíritu en el momento de salvación, pero esto es una equivocación - los apóstoles fueron salvos antes de recibir el bautismo en el Espíritu en el día de Pentecostés.

Los que enseñan que el bautismo de Juan no es para hoy dicen que era un rito de la edad del Antiguo Testamento, y por lo tanto no es para hoy. Pero el bautismo de Juan no es mencionado en el Antiguo Testamento - por lo tanto, no es un rito del Antiguo Testamento.

Los judíos estaban muy excitados por el ministerio y el bautismo de Juan, porque era una cosa nueva. Por esa razón multitudes de judíos fueron al río Jordán para ser bautizados por Juan, Mateo 3:5-6. Aun los fariseos y saduceos fueron a Juan para ser bautizados, Mateo 3:7. Si el bautismo había sido un rito tradicional de los judíos, no había sido necesidad de viajar al desierto para ser bautizados por Juan.

Los judíos pensaron que el bautismo de Juan fue un señal de la venida del Mesías, Lucas 3:15, Juan 1:25, 31. Si este bautismo había sido un rito familiar, bien conocido en la sociedad judía, nadie hubo pensado que fue la señal de la venida del Mesías.

Cuando Cristo preguntó a los principales sacerdotes acerca de la autoridad del bautismo de Juan, no pudieron contestar, Mateo 21:23-27. Si el bautismo de Juan había sido una ordenanza bien establecida entre los judíos, podrían citar la autoridad para este bautismo en el Antiguo Testamento o en las escrituras de los ancianos.

Es claro que el bautismo de Juan era algo nuevo, algo que los judíos piadosos en Palestina nunca había visto. Por lo tanto, el bautismo de Juan no es basado en la ley del Antiguo Testamento ni en las tradiciones de los judíos.

Los que enseñan que el bautismo de Juan no es para hoy dicen que el ministerio entero de Juan no pertenece a la dispensación cristiana. Se dice que su ministerio fue parte de la edad del Antiguo Testamento y por lo tanto todo su ministerio, incluyendo su bautismo, no es para los cristianos y no es para hoy.

Pero Cristo enseñó que el ministerio de Juan era parte de la edad cristiana - el reino de los cielos fue establecido, y la gente entró en el reino de los cielos, durante el ministerio de Juan: "Desde los días de Juan el Bautista hasta ahora, el reino de los cielos sufre violencia, y los violentos lo arrebatan. Porque todos los profetas y la ley profetizaron hasta Juan." (Mateo 11:12-13)

Cristo enseñó lo mismo en Lucas 16:16: "La ley y los profetas eran hasta Juan: desde entonces el reino de Dios es anunciado, y todos se esfuerzan por entrar en él." Vemos en estos versículos que Cristo estableció el reino de Dios (también llamado el reino de los cielos) durante su ministerio en la tierra - por lo tanto, la enseñanza que Cristo fracasó en establecer el reino de Dios, y que debemos esperar su Segunda Venida para entrar en el reino de Dios, es equivocada. También vemos que el ministerio de Juan no es parte de la dispensación del Antiguo Testamento. Su ministerio, su evangelio y su bautismo son parte de la edad cristiana, y son para hoy.

Algunos dicen que el evangelio de Juan no es para hoy, porque predicó el arrepentimiento, y se dice que el arrepentimiento no es para hoy. Esta es una equivocación - el apóstol Pablo predicó el arrepentimiento, Hechos 17:30, 20:21, 26:20, Romanos 2:4, 2 Corintios 7:10, 2 Timoteo 2:25. El evangelio de Juan es el mismo con el evangelio de Cristo (Lucas 13:3-5), y de Pablo, y de Pedro (Hechos 2:38, 2 Pedro 3:9) - todos predicaron el arrepentimiento.

El evangelista Marcos, describiendo el ministerio de Juan el Bautista, dijo que fue "principio del evangelio de Jesucristo, Hijo de Dios." (Marcos 1:1) La edad cristiana empezó con el ministerio de Juan el Bautista y durante del tiempo del ministerio de Cristo en la tierra, no en el día de Pentecostés. Es una equivocación grande decir, "El mensaje de arrepentimiento, y el rito de bautismo en agua, no son para hoy, porque fueron enseñado por Juan, que pertenece a la dispensación del Antiguo Testamento." La Biblia enseña que Juan y su enseñanza pertenecen a nuestra dispensación cristiana.

Algunos dicen que el bautismo de Juan no es para hoy, porque Juan estaba bautizando a los pecadores para salvarles por medio del bautismo. Los campbelistas hoy día enseñan que el bautismo es necesario para ser salvo, y que es parte del proceso de ser salvo - dicen que la salvación no es sólo por la fé, sino es una mezcla de fé y obras. Los católicos, los episcopalianos, los ortodoxos griegos y los luteranos también creen que sus sacerdotes pueden regenerar a un pecador por medio del bautismo.

Pero es claro, en Mateo 3:7-10, que Juan no estaba bautizando a los pecadores para salvarles. Rehusó bautizar a los pecadores que no habían sido salvos y que no se habían arrepentido de sus pecados. Juan sólo bautizó a los creyentes que habían sido salvos por medio de arrepentirse de sus pecados.

La Biblia enseña que la salvación es por la fe sin obras, Romanos 11:5-6, y que nunca ha sido una dispensación en que los pecadores fueron salvos por medio de las obras. Abraham, antes de la ley (Romanos 4:2) y David, bajo la ley (Romanos 4:6-8) fueron salvos por medio de la fé sin obras.

Hay maestros falsos que dicen que el bautismo en agua no es para hoy porque Pablo dijo en 1 Corintios 1:17, "No me envió Cristo a bautizar." Pero ignoran que en 1 Corintios 1:14-16, Pablo dijo que bautizó a Crispo y Gayo y la familia de Estéfanas, y tal vez otras personas en Corinto. Todos los miembros de la iglesia de Corinto habían sido bautizados, 1 Corintios 1:13, pero nadie en el nombre de Pablo. La prioridad de Pablo era predicar el evangelio, no bautizar. Pero todos que respondieron a su predicación del evangelio fueron bautizados (Hechos 16: 33, 19:5).

Hay algunos que dicen que el bautismo de Juan no es para hoy, porque Pablo bautizó otra vez los discípulos en Efeso que habían recibido el bautismo de Juan, Hechos 19:1-5. Pero el problema con estos "discípulos" no era su bautismo, sino su falta de fé, porque no habían oído del Espíritu Santo; no creyeron en la Santa Trinidad. Parece que no habían salvos. Hoy día cuando un miembro de la iglesia realiza que no ha sido nacido de nuevo, y entonces es salvo, le bautizamos otra vez, porque el bautismo de un incrédulo no es válido.

Cristo y sus apóstoles tuvieron solamente el bautismo de Juan, y nunca recibieron otro bautismo. El bautismo de Juan fue un requisito para ser apóstol, Hechos 1:22. Cristo incluyó el bautismo de Juan en la Gran Comisión (Mateo 28:19-20, Marcos 16:16) diciendo que esta comisión sería válido hasta el fin del mundo. El bautismo es un requisito para ser miembro del cuerpo de Cristo (la iglesia, Hechos 2:41, 1 Corintios 12:13).

Debemos rechazar la enseñanza de los que dicen que el bautismo de Juan no es para hoy, no es importante, no es un requisito para ser discípulo de Cristo o para ser miembro de la iglesia. Debemos ser firme en la convicción que el bautismo en agua (por la inmersión) es un requisito para todos los miembros de una iglesia neotestamentaria, y que el bautismo es el primer piso en la vida de obediencia al señorío del Señor Jesucristo.

Los que aceptan los designios de Dios respecto de sí mismos aceptarán el bautismo de Juan. "Y todo el pueblo y los publicanos, cuando lo oyeron, justificaron a Dios, bautizándose con el bautismo de Juan. Mas los fariseos y los intérpretes de la ley desecharon los designios de Dios respeto de sí mismos, no siendo bautizados por Juan." (Lucas 7:29-30)
 

Hit Counter

VISITORS